27 mar. 2013

Monas de pascua y... ¡vacaciones!

Me declaro muy fan de la Pascua... Me chiflan los conejitos, los dulces típicos de ésta época y la primavera.
Así que, os hoy os traigo una receta típica de estas fechas... ¿Empezamos? ¿Quién no conoce las monas de Pascua?


La Mona de Pascua es un dulce típico de la zona en la que yo vivo. También en Murcia y Valencia. Lo podréis conocer como panquemao, toña, panou (pam amb ou, que significa pan con huevo) y seguro que algún nombre más.
Es un bollito con migoso, tipo brioche, suave, con un toque de agua de azahar o de anís (según el sitio) y que se come acompañado de huevo cocido o chocolate. 


Siempre conviene acompañar la mona con algo. Normalmente con chocolate. Yo meto onzas dentro de la mona y a mordiscos hasta que acabo con ella. Eso si, como más chocolate que mona muchas veces... 


Pero lo mejor de comer la mona es estar con los amigos por ahí. Suelen ser días que nos juntamos todos y hacemos barbacoa, estamos al sol, nos reímos y lo pasamos muy bien. 

Además, también me trae muy buenos recuerdos de cuando era pequeña. El último día antes de vacaciones íbamos con el cole por ahí a comer la mona: a la playa, a un trozo de campo cerca del colegio...  Y era divertido. Jugábamos a ver quién era la víctima perfecta para cascarle el huevo cocido en la frente.

Por cierto, los huevos que se ven en la foto están teñidos en un vaso con agua, colorante líquido y una cucharada de vinagre. Son muy sencillitos y quedan bastante resultones.


Y ahora os dejo ya con la receta de las monas... La receta original es del blog Mercado Calabajío y tengo que decir que después de probar otras, me quedo con ésta. Las monas salen estupendas, muy migosas y tiernas.


Monas de Pascua   

Ingredientes (para una mona de unos 900g o 5 monas pequeñas)

500g de harina de fuerza tamizada (más lo que admite con el amasado)
2 huevos
150g de azúcar blanco
50ml de aceite de oliva
150ml de leche tibia
20g de levadura fresca (yo pusé 25g)
Una pizca de sal
Una cucharada de agua de azahar
La ralladura de un limón
Azúcar para decorar o también unos anisetes de colorines

Elaboración:
En el blog ponen todos los ingredientes a la vez, pero yo que lo he hecho con varillas eléctricas, lo he hecho poco a poco.
Primero, mezclamos en un vaso, la leche tibia con la levadura fresca para que se diluya.
A continuación, batimos los huevos con el azúcar, la ralladura de limón, el agua de azahar y el aceite de oliva. Vamos agregando la harina poco a poco, batiendo con las varillas que tienen forma de garfio. En el último golpe de harina, añadimos el vaso de leche con la levadura y volvemos a batir.
Cuando esté todo integrado, volcamos la masa y empezamos a amasar. Yo para amasar, voy plegando desde los laterales hacia el centro. Amasamos durante unos 15 minutos, incluso 20, hasta que la masa ya no se vuelva tan pegajosa y se maneje bien. Durante el proceso de amasado, nos ayudaremos de harina para que no se nos quede todo pegado en la encimera.

Dejamos la bola de masa en un bol tapado con un paño durante unas 5 horas. Yo la tuve toda la noche y están igual de buenas.



Después, amasamos un poco más y le damos la forma que queramos y las colocamos en una bandeja de horno. Las volvemos a dejar tapadas con un paño una hora y media más.
A continuación, las pintamos con huevo. Yo no las he he pintado con huevo para que no pareciesen monas que han tomado mucho el sol. Y también les añadimos azúcar espolvoreado y otro poquito mojado con agua, como el del roscón.

Horneamos con calor arriba y abajo, a 180ºC durante unos 40 minutos si es una mona grande o unos 20 si las monas son más chiquitinas. A los quince minutos de hornear, empiezan a tostarse, y para mi gusto, es mejor taparlas con un poquito de papel de aluminio para que no se tuesten más. Las dejamos enfriar en una rejilla o en la misma bandeja del horno. Cuando estén tibias, las tapamos con un paño. Y para conservarlas, una bolsa de plástico y listo.


Espero que todos tengáis unas felices vacaciones! Muchos ya habréis empezado, otros trabajaréis, algunos os podréis ir de viaje... Pero espero que todos lo paséis lo mejor posible. Yo tendré oportunidad de achuchar un poquito a Román, que ¡llega mañana!

¡Muchos besos! Y, para los participantes en Blogger Traveller, ¡ya tengo una idea para el próximo post!

5 comentarios:

  1. Que genialllll, este año no compro mona, meteré las manos en la masa, jejeje. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  2. Qué miguita más ricaaaa! Aprovecha las vacaciones y achucha a tu chico muuuucho!
    Un beso

    Yaiza ¡Qué cosa tan dulce!

    ResponderEliminar
  3. Sheyla! Qué buenoooos.

    No he probado nunca, pero me encanta el roscón, y el brioche y los panecillos estos de leche, así que estos me gustan fijo!!

    Y qué bonito tu botón de subir arriba! No lo había visto! Queda guay!!

    Mil besos

    Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que te gustarían! Están ricas ricas! Son bollitos de los de toda la vida, de esos que saben genial!

      Muchas gracias por lo del botoncito y por tu visita! :)

      Besos!

      Eliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!