4 mar. 2015

Tarta de cerveza negra

La tarta de cerveza negra es una de tantas y tantas recetas que tenía en la cola de recetas pendientes.

Me he quitado la espinita y he decidido compartirla con todos vosotros.


Quizá hayáis pensado que estoy loca... ¿Una tarta de cerveza negra? Si y que está buenísima.

No sabe nada a cerveza y está dulce y chocolateada. Claro, que también lleva un montón de cacao que hace la tarta sea una absoluta delicia.


La versión oficial de la tarta se hace con cerveza Guinness, pero yo la he hecho con la Buckler negra que me llegó en la Degustabox de este mes y la encuentro igualmente deliciosa.

Eso si, si estáis a dieta, alejaros de esta tarta que tiene muchas muchísimas calorías y comed acelgas... No es para vosotros.


Si queréis engordar conmigo y hacer la operación bañador de cuello vuelto, seguid leyendo.

Tarta de cerveza negra

Ingredientes para el bizcocho:
250g de mantequilla
250ml de Buckler negra (o cualquier cerveza negra que os guste)
75g de cacao en polvo
400g de azúcar
250g de harina
1 sobre de levadura química (o 2 cucharaditas y media de bicarbonato)
1 buen chorro de vainilla en pasta
140ml de nata líquida para montar
2 huevos

Elaboración del bizcocho:
Colocamos la cerveza en un cazo junto con la mantequilla a fuego suave, para que la mantequilla se vaya derritiendo.
Tamizamos la harina, la levadura y el cacao y lo mezclamos con el azúcar.
Batimos los huevos con la nata y la vainilla en pasta.
Mezclamos la cerveza y la mantequilla con la nata y los huevos.
Añadimos poco a poco la mezcla de ingredientes secos hasta que esté bien integrada.
Forramos un molde con papel de horno, con spray desmoldante o con mantequilla y harina y vertemos la masa.
Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 45 minutos.
Dejamos enfriar antes de decorar con el frosting.

Ingredientes para el frosting:
150g de queso crema
70g de azúcar glas
200ml de nata líquida para montar muy fría

Elaboración del frosting:
Mezclamos el queso crema con el azúcar glas hasta obtener una crema consistente.
Batimos la nata hasta que monte muy bien.
Unimos las dos cremas ayudándonos de una espátula con movimientos suaves.
Decoramos el bizcocho colocando el frosting con una cuchara sopera y dejando caer el frosting ligeramente por los laterales del bizcocho.

La receta original es de Nigella, y ésta que he utilizado yo es de Isasaweis, pero he adaptado el frosting, ya que consideraba que había demasiada cantidad.





Por cierto, si queréis probar la Degustabox y recibir vuestra primera caja por 9,99€ en vez de 14,99€, podéis usar el código 69DD3. Además, los gastos de envío ya están incluidos.

Este mes junto a las cervezas, venía un Ferrero Rocher grandísimo, que ya lo vistéis en Instagram. Y también un zumo muy rico, té, chicles y muchos más productos ricos.


Podéis seguir a Degustabox a través de su cuenta de Twitter y también en Facebook.

Os recuerdo que sigo buscando sugerencias para nuevas recetas de mugcakes, que ya he visto que os están gustando!



¡Hasta la próxima!¡Se os quiere!

2 comentarios:

  1. fantástica te ha quedado!! yo la quiero hacer pero me da miedo que sea muy fuerte de sabor.... Me acabo de hacer seguidora, hacía tiempo que te visitaba y pensaba que te seguía pero me acabo de dar cuenta que no era así, ahora ya lo he solucionado

    ResponderEliminar
  2. es una de mis tartas favoritas,me encanta la pinta que tiene la que has hecho. Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!