2 dic. 2013

Muffins para celebrar que vuelvo a tener horno!

Hace 20 días me quedé sin horno...

Fue un mundo para mí. ¿Qué iba a hacer? Me iba a dar algo. Supongo que muchos podréis entenderme. No podía hacer nada... Ni muffins, ni bizcochos, ni hojaldres, ni pizza... ¡ni ná de ná!

Y por fin, el otro día, después de mucho tiempo de espera, vinieron a cambiar la pieza que necesitábamos y ya funciona otra vez...

Nada más se fue el técnico por la puerta, me puse a preparar estos muffins...


Son perfectos para cualquier desayuno o merienda, con un vasito de leche o un batido de chocolate...


Además, tienen un toque de aceite de oliva que me gusta mucho. A mí, y a Román, que aún estando con fiebre y un gripazo de aúpa, le han durado bien poco.

Son muy rápidos de hacer, chocolateados y contundentes. Realmente, con uno te quedas perfecto. 

Aunque bueno, yo podría comerme un par... 


La receta original de estos muffins es de La repostería de Miguel, pero yo la he modificado un poquito a mi gusto. Es decir, aceite de oliva y más chocolate y un puntito de harina de maíz.

A él, le salían 6 muffins, y a mí el doble, puesto que los he hecho en cápsulas de cupcakes.


Muffins de chocolate y aceite de oliva (para unos 12 muffins)

Ingredientes:
300g de harina de trigo
50g de maizena
1 cucharadita y media de levadura química
30g de cacao en polvo
200g de azúcar
2 huevos L
Una pizca de sal
160ml de aceite de oliva virgen extra
150ml de leche semidesnatada
150g de pepitas de chocolate

Elaboración:
Tamizamos las dos harinas con la levadura química y el cacao.
Batimos el azúcar con los huevos.
Añadimos la leche y el aceite a la mezcla y batimos hasta obtener una mezcla ligeramente espumosa y algo blanquecina.
Incorporamos la harina poco a poco y cuando esté bien integrada, antes de colocar la masa en las cápsulas, añadimos las pepitas de chocolate.
Llenamos las cápsulas hasta que falte un dedo para que estén hasta arriba.
Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo en horno precalentado, durante unos 25 minutos o hasta que al pinchar un palillo nos salga limpio.





La verdad que los volveré a hacer. Me han parecido geniales para darme una buena merendola y quedarme llena hasta la hora de cenar.

Y ahora, con las calles decoradas, las lucecitas, las tiendas y algún que otro regalito ya comprado, activo el chip navideño.

A partir de la semana que viene, espero poder publicar recetas navideñas, inspiradas en el invierno y en el frío.


Os tengo que demostrar cuánto me gusta el mes de diciembre: es el mes en que veo a mi familia de Salamanca, es mi cumpleaños, se acaba el año y empieza uno nuevo con mucha ilusión...

No sé a vosotros, pero me encanta salir a la calle por estas fechas. Aunque eche mucho en falta a mi madre, sus comidas y su compañía siempre, y especialmente cuando estamos todos juntos, es una época muy especial para mí e intento disfrutarla todo lo que puedo.


Os animo a que hagáis la receta, y también a que me digáis que receta navideña os gustaría ver en el blog!

¡Un beso muy grande!


4 comentarios:

  1. Perfectos para inagurar tu horno arreglado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que pinta tremenda!! Los de chocolate son mis favoritos, así que seguro pruebo tu receta :)
    Gracias a Dios que arreglaron tu horno, y el diseño del blog me encanta!!!
    Besos!
    Sweet or Salty

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la pinta Sheyla, y encima con esos moldes seguro que quedan muy jugosos. Un besico y que pases buen finde.

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!