4 nov. 2013

Volvemos al ataque con el pan!

Ahora que ha llegado el tan ansiado fresquito (yo no podía soportar más calores) mi chip "panarra" ha vuelto con un pan dulce, fácil de hacer y que lleva un ingrediente que me hizo ir por los mercados en su busca y captura.


Este pan, que queda tierno y está dulzón, es perfecto para cualquier merienda. Me gustó mucho encontrar esta receta de Daniel Jordà y poder llevarla a cabo.

Este gran panadero (aún tengo pendiente visitar su horno y quiero hacerlo pronto, muy pronto) que contagia alegría a través de su grupo de facebook, es en gran medida, el "culpable" (junto a Xavier Barriga y su libro y a Su, de Webos Fritos) de que yo me esté iniciando en el mundo del pan y me encante.


Me siento feliz cada vez que hago pan. Me divierto amasando, viendo la masa crecer, preparando la masa madre, viendo como se dora en el horno, y por supuesto, comiéndomelo.

Pero reconozco, que el proceso de elaboración del pan, me gusta muchísimo. De verdad, si un día estáis aburridos o no sabéis que hacer con vosotros mismos, hacer pan os va a arreglar el día. O al menos, eso me pasa a mí.


El pasado jueves, leyendo un artículo de El Comidista, que iba sobre lo mismo que os estoy diciendo, me sentí muy muy identificada con el tema. Os lo recomiendo. Podéis leerlo pinchando aquí

Y ahora os dejo ya con la receta...

Pan con chocolate blanco y fresas confitadas (adaptada de la de Daniel Jordà). 5 porciones.

Ingredientes para la masa madre:
300g de harina
6g de sal
180g de agua
5g de levadura fresca

Elaboración de la masa madre:
Amasar todos los ingredientes juntos y guardar en la nevera, mínimo una noche (12 ó 14 horas).

Ingredientes para el pan:
100g de la masa madre elaborada con anterioridad
500g de harina de fuerza
35g de azúcar blanco
10g de sal
25g de levadura prensada
100g de mantequilla sin sal
2 huevos
150g de agua
200g de chocolate blanco cortado en trocitos y muy frío
100g de fresas confitadas
Un poco de leche o un huevo para pintar

Elaboración:
Mezclamos la harina, el azúcar, la sal, los huevos y la masa madre.
Incoporamos el huevo y cuando esté integrado, vamos agregando el agua poco a poco.
Añadimos la mantequilla fría, y amasamos.
En último lugar, introducimos la levadura fresca y cuando esté casi amasado (4 ó 5 minutos después) añadimos el chocolate blanco recién salido de la nevera, y las fresas confitadas.
Dividimos en porciones de 200g aproximadamente, hacemos unas bolitas y dejamos reposar para que doblen su volumen (1 hora y media más o menos)
Pintamos con huevo o leche, hacemos unos cortes y horneamos a 200ºC unos 10 minutos.


¿Habéis visto que fácil y qué pinta más rica tiene? Lo único más complicado de encontrar son las fresas confitadas.

Igual vosotros sabéis dónde comprarlas, pero yo me volví loca buscando. Fui a muchos supermercados, y al final acabé en el mercado de al lado de casa comprándolas a granel. Me comí la bolsa antes de llegar a casa, y tuve que volver a por más... Es que estaban taaaaan ricas que no pude resistirme.


Y me despido ya hasta el próximo lunes... ¡El regalo de mi amigo invisible está casi casi listo pasa enviar! ¡Tengo muchas ganas de poder enviarlo y que lo reciba! ¡Aiiisss qué nervios!

Por cierto, ¿habéis visto que ya hay un montón de cosas de Navidad? No sé si me gusta o me molesta, pero me veo comprando algún monigote pronto...

¡Muuuuuuuchos besos!

8 comentarios:

  1. Madre mia que rico tiene que estar¡¡¡¡, quien pillara un trocito., besos

    ResponderEliminar
  2. Que pinta que tiene! Y su sabor debe ser aun mejor, gracias por compartirlo!
    Un beso grande, Rocio.
    http://la-hechiceradelalma.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa igual, estoy con la fiebre panarra a tope, pero es que da un gustazo hacerlo y después disfrutar con su sabor!!!! y este tiene una pinta deliciosa!!! Besossss

    Gemma

    ResponderEliminar
  4. Si te digo que me llevo la receta deducirás que me ha encantado el pan, no?
    VAYA PASADA!! y sí, en mayusculas porque se lo merece! me ha encantado, de verdad!
    Un saludo y gracias por estas recetas!

    ResponderEliminar
  5. un pan para un buen desayuno, este pan dulce tiene que estar delicioso, la pinta excepcional

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta tiene, me encantan los panes dulces, yo hago más salados, pero me apunto la receta porque tiene que estar buenísimo para el desayuno, mmmm. Gracias por la receta. Un besico.

    ResponderEliminar
  7. Qué rico se ve Sheyla! Para desayunar o merendar, da igual, es una maravilla. Y tiene que oler...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Que pintaza tiene que hambre me ha entrado!!!

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!