23 oct. 2012

Halloween ha llegado al blog! Siiiii!!

Sé que falta una semana, pero mi blog ya está preparado para Halloween! Y mis cupcakes también!
Esta entrada la publico desde Barcelona, dónde estoy esta semana. Prometo que estoy visitando tiendas de cupcakes para luego hacer una ruta "dulce" con lugares a los que ir!
Bueno, lo dicho, que los monstruos han venido a visitarnos... No son terroríficos, pero quedan graciosos y además, están muuuuy buenos!



Desde que descubrí Pinterest y aprendí a utilizarlo, empecé a buscar ideas para Halloween. Tengo que decir que es una página muy útil, vistosa y además, intuitiva y fácil de utilizar. Os invito a que paséis por mis tableros si pincháis aquí.
Además, tenía ganas de hacer unos cupcakes con Golden Syrup, que para mí, alérgica a la miel, es un sustituto que no tiene nada que envidiarle. Los cupcakes quedan esponjosos, dulces y la casa huele maravillosamente bien (me encanta que la casa huela a bizcocho)
Asi que, me puse manos a la obra! Os dejo con la receta de:

Cupcakes de Golden Syrup (extraída de la web de Lyle's Golden Syrup)
Ingredientes:
75g de mantequilla
50g de Caster Sugar
2 cucharadas de Golden Syrup (he puesto una cucharadita más)
1 huevo L batido
150g de harina tamizada
1 cucharadita de vainilla (yo no se la he puesto)
2 cucharadas de leche

Para la buttercream:
250g de icing sugar
75g de mantequilla
2 cucharadas de Golden Syrup
2 cucharadas de leche
1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:
En la web lo hacen todo a la vez, pero yo prefiero ir haciéndolo poco a poco.
Batimos la mantequilla con el azúcar y añadimos el huevo y el Golden Syrup cuando esté la mezcla espumosa y lo integramos todo bien.
Tamizamos la levadura y la agregamos a la masa y volvemos a batir añadiendo las cucharadas de leche hasta que la masa quede lisa.
Horneamos a 160ºc durante unos 25 minutos y dejamos enfríar en el molde antes de pasar definitivamente a una rejilla.

Para hacer la buttercream, batimos muy bien la mantequilla, hasta que blanquee.
Añadimos el icing sugar junto con la leche y volvemos a batir. En último lugar, agregamos el Golden Syrup y la vainilla.
Para no llenar de "polvo" la cocina, tapamos el bol cuando hagamos la buttercream. Y batimos, primero al mínimo, unos dos minutos, y después a más potencia.
En mi caso yo he teñido la buttercream con diferentes colores para hacer los cupcakes de Halloween, pero con cualquier boquilla y decoración más común,seguro que quedan geniales.

Si hacéis los cupcakes sin "tunearlos" para Halloween, os quedarán similares a estos...

     



La buttercream queda dulce, suave y huele de maravilla. Además, tiene un toque a caramelo genial. Para mí, es más suave que el caramelo y por eso me gusta más. Realmente lo del sustituto de la miel, es sobretodo por el color y la textura, pero no por el sabor.

Y ahora, os voy a presentar a mis "amiguitos" de Halloween!



 Un vampiro, una momia, un monstruito con un ojo más grande de la cuenta y un bicho malvado. Digo bicho, porque no sé si pensaréis que es un lobo, o un gato! Me han dicho las dos cosas. Pero sea como sea, me parece muy mono!
¿Os gustan?


En primer lugar, la momia!
Es muy fácil, y solo necesitamos fondant blanco y negro.
Hacemos tiras planas de fondant blanco y un par de bolitas negras para los ojos y lo colocamos. Para que quedase bien pegado, puse la buttercream para alisar el cupcake y además, cada vez que iba superponiendo tiras de fondant, ponía un poco de agua con un pincelito. Y queda así de bien!


Para hacer el bichito gris, el lobo, el gato, el lobo-gato, o cómo queráis llamarlo...
Teñí la buttercream con un poquito de colorante negro de Wilton, para que quedase así de gris. Mi primera opción fue el marrón, pero lo descarté porque no quería hacer buttercream de chocolate, y no tengo colorante marrón.
Después cubrimos el cupcake para dejarlo liso. Si no tenéis una paleta, lo podéis hacer con la parta lisa de un cuchillo y queda igual.
Ahora ponemos los ojos, que son de fondant. Es muy fácil: hacemos dos bolitas blancas y las aplastamos y lo mismo con las negras.
El fondant se adhiere a la buttercream, pero el fondant negro necesita un poquito de agua para pegarse al blanco.
Para ponerle pelito al bicho, utilizamos la boquilla 233. Es la misma que utilizamos para hacer césped o pelito. Si, la del monstruo de las galletas.  
Y en último lugar, las orejitas y los colmillos. ¡Son marshmallows! Los de las orejitas los tapamos con un poquito de buttercream y listo! ¿Habéis visto qué fácil?





Ahora, el vampirito verde...
La boca y los ojos son de fondant negro. La buttercream está teñida con el colorante Green Kelly de Wilton y el pelo está hecho con las sobras de buttercream del bichito de antes. Y los dientecitos, también son de nube.
Es muy fácil, alisamos la buttercream sobre el cupcake. Después, con la manga le ponemos pelo. Ponemos los dos ojitos y la boca y los diente en último lugar.


El último es este monstruo verde con un ojo chungo...
Los ojos son de marshmallow. El ojo grande es una rodaja y el otro un trocito moldeado con las mannos. Las bolitas negras son de fondant negro, como en el resto de monigotes!
El párpado, el parche, cómo queráis llamarlo, es lengua, de esas de chucherías. Las hay en más colores, pero en ese momento sólo tenía en rosita.
Y los dientecitos son Jelly Belly de color amarillo.
También es fácil de hacer, aunque quizá un poco más laborioso que los otros, por colocarlo todo bien y que no se mueva, pero con la buttercream es muy fácil, de verdad. No tiene ningún misterio.


Y aparte de estos cuatro cupcakes, hay más cositas!
Unas calabazas muy monas, que se pueden comer! Pero me da pena, y no he tocado ninguna! Están hechas como si fuesen cakepops, pero sin palito! 


Y, los últimos son estos fantasmas tan monos! Son de bizcocho con nutella y están cubiertos con fondant blanco. Los ojitos y la boca están pintados con rotulador de tinta comestible negro.
Si queréis ver cómo se hacen, podéis mirar este tutorial (pinchad aquí), que se parece bastante a lo que hice yo.








Y después de este post taaaaaan largo, me despido con una cancioncita! Espero que os haya gustado leerlo, tanto como a mi hacerlo! Muchas gracias por leerme! 

                                    















4 comentarios:

  1. Que cupcakes más chulos, están geniales, y seguro q saben genial, disfruta de Barcelona, yo estuve este verano y también preparé una guía repostera. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!
    ¿Sabes qué es lo mejor de todo? Que después de estar viviendo en Barcelona durante un año y medio, ahora que vengo de visita, es cuando me doy cuenta de que estaría bien plasmar mis visitas en algún sitio! Ya me vale!

    ResponderEliminar
  3. Hola unos cupcakes muy graciosos, aunque yo no celebre la fiesta de Walloween,veo que muchos blog se han puesto manos a la obra y tienen unas cosas muy graciosas,yo llevo un ratito ojeando tus creaciones que son todas muy ricas y con una presentación muy bonita, me voy a quedar por aquí para seguirte, a mi si te apetece me puedes encontrar en el yantardemiscomadres, un besote y buena semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Rosa! Muchas gracias, de verdad! Y yo también me quedo como seguidora de tu blog! Me han entrado ganas de merendar viéndolo! Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!