4 dic. 2012

En busca del macaron perfecto... hoy, de fresa

Si, lo sé. Hace poco publiqué un post bastante largo con mi primera hornada de macarons. Y hoy, más  de lo mismo. Pensaréis que estoy loca y que no como otra cosa... Tengo que decir que estáis en lo cierto.
Pero no siempre son de lo mismo. En este caso, ¡son macarons de fresa!

                        

Desde que me decidí a hacer los macarons por primera vez (podéis verlos aquí), los he repetido ya unas pocas veces. En mi pueblo no los puedo comprar en ningún sitio, asi que los hago yo. Tampoco es que me cueste mucho meterme en la cocina y hacer una hornada. Yo, tan feliz. Y además, así practico.
La cuestión, es que he pensado que ésta Navidad no voy a hacer ningún regalo material. Y los macarons, me parecen un buen detalle. Son pequeños, bonitos (no me digáis que no) y un bocado delicioso. 
Además, mi cumple es el 27 de diciembre, y me encargo yo de hacer el postre. Si, no pienso dejar que me compren nada; yo lo hago y nos lo comemos todos.
Y para tener algún detalle más, algún regalito que pueda hacer o lo que sea... Haré más cosas, pero los macarons están entre los elegidos.


Tengo que reconocer que un poco obsesionada con los macarons si que estoy... Quiero que me salgan bien y queden bonitos y todos iguales. Sé que tengo mucho que practicar, pero soy tozuda como una mula, y ahí estoy, dándole caña al "macaronage".

Os dejo con la receta de:
Macarons de fresa con ganache de chocolate intenso

Ingredientes para 6-7 macarons:
1 clara envejecida
50g de azúcar glas
50g de almendra molida o harina de almendra
1 cucharada de azúcar blanco
1/3 de cucharada de cremor tártaro
1/2 cucharadita de fresa en pasta
Colorante rosa

Elaboración:
Un par de días antes de hacer los macarons, separamos la clara de un huevo fresco, y la dejamos en la nevera tapada con film. El día que decidamos utilizarla, la sacamos con anterioridad del frigorífico para tenerla a temperatura ambiente. 
Ojo, que ahora que hace frío, tardará más en estar a temperatura ambiente. 
Tamizamos el azúcar glas con la almendra molida. Es importante tamizar varias veces. Cuánto más fina esté la mezcla, más lisa estará la superficie de nuestros macarons. Y si tenéis harina de almendra, mejor.
Yo suelo tamizar dos veces, y otra tercera cuando voy a agregar la mezcla a la clara. Utilizo un colador de malla fina y una cucharada para presionar.
A continuación, montamos la clara a punto de nieve. Le ponemos el azúcar y el cremor tártaro y batimos.
Sabemos que la clara está montada cuando hace picos brillantes y de un blanco muy intenso. Y además, le podemos dar la vuelta al bol y ¡no se mueve!
Una vez tengamos la clara bien montada, le podemos añadir el colorante. Para que quede en este tono entre rosita y salmón, lleva un poco de colorante Red de Wilton. Recordad, siempre colorante en gel o en pasta, nunca líquido.

Ahora vamos con el proceso de "macarronage". Añadimos un par de cucharadas de la mezcla tamizada y la integramos. Creo que el truco está en mover la espátula con decisión, sin miedo.
Antes de añadir el resto, le ponemos la fresa en pasta y con un par de golpes de espátula la integramos. A continuación, incorporamos el resto de la mezcla y vamos moviendo la mezcla con la espátula.
Aquí podéis ver como se hace el llamado "macaronage"...



Una vez hayamos mezclado bien, colocamos en una manga pastelera y hacemos pequeños circulos sobre un papel de horno. Yo, ahora tengo un tapete, pero sin él también los podéis hacer sin ningún problema.
A continuación, golpeamos la bandeja para sacar las burbujas de la mezcla y así se queden más lisos y les salga el pie durante el horneado. 
Después, los dejamos secar, hasta que al tocarlos, no se nos pegue el dedo. Se forma algo similar a una costra. Cuando la tenga, es el momento de hornear. Siempre hornearemos de la misma forma: tercera bandeja del horno empezando por arriba, horno arriba y abajo, sin ventilador, a 150ºC entre 10 y 12 minutos. Como mucho, 15 minutos, pero corremos el riesgo de que se doren demasiado, lo que implicaría que se quemasen.
Es importante dejarlos enfriar en el papel de horno o el tapete y después trasladarlos a un recipiente hermético.


El relleno de estos macarons es una ganache de chocolate, que está hecha con nata líquida y chocolate Lindt para postres (es éste). Y si tenéis alguna duda, podéis ir al primer post que publiqué, dónde explico con mucho detalle el proceso de elaboración (pinchad aquí)

                       

Y bueno, para que veáis que no es oro todo lo que reluce, os voy a enseñar a los hermanos feos. Los hice un dia muy húmedo, de mucho frío y que además llovía a cántaros. Estuvieron secando más de 8 horas. La verdad, fue una odisea hacerlos. Cuando vi que tardaban tanto en secar confirmé mis sospechas. Los días húmedos es muy difícil "macaronear" bien. No tienen pie y están agrietados.
Los discriminé tanto, que los rellené con Nutella. ¡Pobrecitos! Eso si, estaban igual de ricos que sus hermanos guapetones. 
Los hermanos feos son éstos... 


Cambiando de tema ¿habéis visto que navideño está mi blog? ¿Os gusta?
La cabecera está nevada y tiene un gorrito de Papá Noel. Y además, para los que tengáis un pantallón de ordenador veréis que en los laterales, han aparecido unos bastones muy monos.
Si no los véis, y queréis hacerlo, podéis aumentar o disminuir el tamaño del blog (pulsad Ctrl y la tecla + o - para ampliar y disminuir).
Como siempre, la cabecera y el fondo son obra de Román. Os dije que os lo iba a presentar, pero aún no... Ya llegará el momento de presentarlo.
Lo que si que os voy a contar es que la empresa en la que trabaja, Red Vinilo, está de sorteo. Es una agencia de comunicación, publicidad y marketing que está en Barcelona.
Sortean 30 bolsas de tela con dibujos inspirados en el 2013... Hay seis modelos diferentes, y las bolsas serán del modelo ganador. Aquí las tenéis.


¿A qué son bonitas? ¿Quién quiere una? ¡Yooooooooo!
Es muy fácil... Para participar en sorteo tenéis que cumplir una condición: Darle al "Me gusta" en su página de Facebook.
Podéis acceder al link del sorteo, pinchando aquí.

Y esto es todo por hoy... Me despido hasta la próxima, que supongo que será después del puente y con una alguna receta navideña (espero). No puede ser que toda la blogosfera reposteril esté de navidad, y yo ni siquiera me haya planteado hacer unos cupcakes o unas galletas más de "christmas".

¡Muchos besos a todos y gracias por leerme! ¡Somos 56! ¡Yupi!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!